• Berta

It's also a lamp.

BODY COPY. IKEA.



Hoy queremos contarte tres historias de tu vida. Solo tres historias. La primera es conectar los puntos. Eres humano, todos lo somos. Y a veces, olvidas cargar el móvil durante la noche. O tal vez te acuerdas, pero con el sueño más profundo llamando a tu puerta, optas por no levantarte a buscar el cargador a la cocina. Porque en ese momento no te parece tan importante. Y cuando te despiertas al día siguiente, te das cuenta de que la lámpara Riggad lo ha cargado por ti. Por supuesto era imposible conectar los puntos mirando al futuro. Cuando estabas semi dormido en la cama y apoyaste el móvil en la mesita de noche. Pero en cambio, el acierto ha sido muy claro esta mañana mirando al pasado. Siempre tienes que confiar en algo, lo que sea.

La segunda historia es sobre el amor y el desamor. Quieres mucho a los tuyos. A tu familia, a tus amigos. Es un amor prácticamente incondicional. Dejó de serlo un día, cuando tuviste que dejarlos. Cuando debiste salir de los grupos de Whatsapp porque te fundían la batería en el trabajo. Pero ha valido la pena empezar de nuevo. Ahora que has colocado la lámpara Riggad en tu escritorio y has vuelto a todos y cada uno de los grupos.

La tercera historia es sobre la muerte. Nadie quiere morir, pero la muerte es el destino que todos compartimos, y vivir sabiendo eso es lo mejor que te puede pasar. Y así lo has asumido al tirar los cargadores viejos. Porque por arte de magia siempre se enredaban, desaparecían o se deshilachaban. Ya no los necesitas. Has eliminado lo viejo para dar paso a lo nuevo. Lamentamos ser tan lógicos pero es cierto.

Sigue teniendo el valor de guiarte por tu cor


azón e intuición, porque ya has demostrado que sabes lo que quieres y lo haces realidad. Y en IKEA queremos estar ahí para verlo.

Stay charged. Stay Riggad.





18 vistas